CARTELERA DEL MES PARA ADULTOS.

¿Sueldo bajo? ¡no hay que pagar!’ es una ingeniosa comedia ambientada en Milán durante la década de 1970 que cobra especial vigencia en los tiempos actuales. La crisis económica y social ha llegado a tal punto que dos amas de casa, agobiadas por el alza de los precios, deciden rebelarse contra la situación y robar varios víveres en el supermercado local. A partir de ese momento, deberán utilizar su ingenio para evadir a la policía, a los militares y a la moral de sus maridos.

Esta divertida comedia emplea el humor negro para poner en discusión las injusticias que pueden suceder en el sistema económico y visibiliza cómo esto nos compromete de diferentes maneras. Un tema totalmente actual, que se puede apreciar hoy en día a partir del desarrollo tecnológico, que genera que miles de personas no integradas tecnológicamente, queden al margen de del sistema social y económico.

Esta obra está dedicada a la memoria de la notable actriz Sofía Rocha, quien era parte del elenco original de esta obra. Para ella solo tenemos palabras de agradecimiento, por haber presenciado su forma única de contar historias en el escenario. El equipo artístico y de producción decidió seguir adelante con el proyecto como un homenaje a nuestra querida compañera y a su importante legado.

Las actuaciones están a cargo de Lizet Chávez, Manuel Gold, Miguel Iza, Vanessa Saba y Christian Ysla. Se estreno el sábado 20 de abril a las 8:30 p.m. en el Teatro de la Universidad del Pacífico, ubicado en Jr. Sánchez Cerro 2121, Jesús María. Las entradas ya se encuentran a la venta en Teleticket.

Historia del teatro

Hoy en día el teatro se ha vuelto un lugar de entretenimiento muy comercial en el que asisten personas amantes del arte. Pero, ¿qué es realmente el teatro?

Es una de las ramas de las artes escénicas la cual compone obras dramáticas, tratan todo lo relativo a la escritura, la interpretación, la producción, los vestuarios y los escenarios. El teatro nace en Atenas, Grecia, los atenienses celebraban rituales para su Dios, estas ceremonias acabaron evolucionando hacia el teatro y se convirtió en uno de los logros culturales de los griegos.

El primer teatro construido fue dedicado a Dionisio. Se dividía en tres partes la orquesta, el lugar para los espectadores y la escena. Los primeros teatros griegos constaban de dos formas: un espacio circular donde se alzaba la estatua de Dionisio y el hemiciclo para los espectadores. Se accedía a través de dos callejones. Las gradas tenían forma de semicírculo.

La mayoría de los estudios consideran que los orígenes del teatro deben buscarse en la evolución de los rituales mágicos relacionados con la caza en el que el hombre imitaba a los animales para atraerlos. Al igual que las pinturas rupestres, o la recolección agrícola que, tras la introducción de la música y la danza, se embocaron en auténticas ceremonias dramáticas donde se rendía culto a los dioses y se expresaban los principios espirituales de la comunidad.

Este carácter de manifestación sagrada resulta un factor común a la aparición del teatro en todas las civilizaciones.

¿Que diferencia hay entre cine y teatro?

La causa de esta diferencia es la ubicación de la audiencia. En un teatro una persona del público puede encontrarse a muchos metros de distancia del actor y aun así debe poder oír y entender la obra con claridad, con lo que el actor debe actuar siempre para la última fila. Por ello, el resultado del trabajo de un actor es una interpretación amplificada de la realidad a través del cuerpo y la voz.

Las proyecciones de energía en teatro tienen que dirigirse hacia el público, a través de grandes gestos visibles y una voz con suficiente volumen, proyección y vocalización. Las expresiones faciales aquí no tienen tanta relevancia.

Por el contrario, en el cine tenemos cámaras y micrófonos que no se ven y escuchan. La interpretación del actor, por tanto, debe ser mucho más natural y tiene que actuar acorde a la distancia que mantiene con el resto de personajes en la escena, como si fuera la vida real. Se dice, incluso, que a veces es mejor menos que más, pues la iluminación, música, efectos y otros elementos audiovisuales realzan ya de por si su interpretación.

Cine:

  • Duran más que las obras de teatro.
  • Se pueden corregir los errores.
  • No son e vivo.
  • Se utilizan, generalmente en todos los films, efectos especiales.
  • Duran mucho tiempo en realizarse.
  • Sus escenas son ficticias.

Teatro:

  • Duran menos que las películas.
  • No se pueden corregir los errores cometidos.
  • Son en vivo.
  • No se pueden usar efectos especiales, pero si efectos de luces, humo, etc.
  • Se ensaya bastante, pero mucho menos que una película.
  • Sus escenarios pueden ser ficticios o reales.

IMPORTANCIA DEL TEATRO

El teatro es una de las formas artísticas más antiguas y primarias que conoce el hombre. Ya en las sociedades antiguas, en las cuales todavía no existían otras formas de arte más actuales, el teatro ocupaba un gran lugar ya que era un fenómeno a partir del cual una sociedad podía exponer en tono de tragedia o de comedia aquellos elementos que caracterizaban su cotidianeidad.

El teatro es considerada una forma de arte ya que cuenta con varios elementos que tienen que ver con la subjetividad y la creatividad de los que toman parte de él: guiones o historias, modos de interpretarlas, estilos pictóricos y arte gráfico a la hora de establecer una escenografía, música, baile y muchos otros elementos son los que forman parte del teatro y lo hacen un fenómeno muy completo.

Las obras de teatro son el reflejo de la realidad, a menudo de nuestros hechos cotidianos, y gracias a la ficción que se crea en el escenario podemos enfrentarnos a la vida en la distancia, como espectadores, y desde tal posición tomar una conciencia privilegiada de nosotros mismos.

La importancia del teatro al igual que las artes en general es la de expresar y comunicar ideas y sentimientos de tal manera que sea entretenido, didactico,crear una catarsis entre el espectador y el actor, es una comunion entre el mundo real y el mundo literario mediante el teatro podemos adentrarnos a mundos de fantasía y realidad.

La importancia es actual y no actual, el teatro visto desde ese punto de vista es lo que aporta a la sociedad y aunque pase el tiempo siempre va a ser una manifestación artística, un medio de comunicación.

MUCHO RUIDO POR NADA

El Teatro Peruano Japonés rinde homenaje a William Shakespeare 400 años después de su muerte, poniendo en escena una de sus comedias más queridas: Mucho ruido por nada (o Mucho ruido y pocas nueces). Con brillante humor el autor expone las complejidades del amor, los prejuicios falocráticos de su época y la misoginia dentro de una pequeña y conservadora comunidad de amigos que habita una villa del sur de Italia. La directora añade otra dimensión a la puesta empleando actores masculinos en papeles femeninos, como era tradicional en el teatro isabelino, permitiendo, desde una mirada actual, hablar sobre el amor más allá de los géneros.

En su búsqueda de las raíces shakespeareanas saltan a la vista dos elementos: la disposición del escenario, rodeado de público en la medida que La Plaza lo permite; y la elección de un reparto enteramente compuesto por hombres. Lo brillante es que dirige al elenco sin exigir comportamientos femeninos que distraigan la atención de la trama. Los actores a cargo se comportan como ellos mismos, asumiendo sin duda personalidades ficticias, pero sin el amaneramiento que un burdo montaje pudiera ofrecer.

“A través de este montaje queremos recordar que el amor va más allá de los géneros y asumir el reto de ponernos en los zapatos de la mujer. El teatro isabelino de la época hacía un gran esfuerzo por lograr que los actores se vieran realmente como mujeres: maquillaje, pelucas, elección de actores de acuerdo al biotipo que más se acercara al de la mujer, etc. Esta propuesta, en cambio, no busca ocultar el hecho de que son actores hombres encarnando a mujeres”, contó la directora.

El elenco de la obra lo conforman reconocidos actores como Óscar López Arias, Ricardo Velásquez, Javier Valdés, Carlos Tuccio (PMC), Ismael Contreras, Lucho Sandoval, Emilram Cossio, Rodrigo Sánchez Patiño, Pablo Saldarriaga y Claret Quea. Un elenco netamente masculino.